Viña del Mar y Valparaíso

 

fotos de Sebastián Israeilit para Comité Paltas HassUna emparentada con el puerto, pintoresca, popular y bohemia. La otra, sinónimo de playa.

El viaje comenzó con un recorrido por la plantación de aguacates en Quillota, invitados por el Comité de Paltas Hass, una asociación gremial que agrupa a productores de esta fruta en Chile y que reúne alrededor del 80% de la oferta exportable del país andino. El aguacate Hass es muy consumido en todo Chile ya que, entre otros beneficios, reduce los índices de colesterol malo en la sangre (LDL) disminuyendo la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares.

Viña del Mar Los primeros pobladores donde hoy se emplaza la ciudad de Viña del Mar —ubicada a 130 kilómetros al noroeste de Santiago de Chile— fueron los nativos “changos”, pescadores y recolectores que vivieron en el lugar hasta la llegada de los conquistadores españoles. Sin embargo, su fundación fue en 1874 por iniciativa de José Francisco Vergara Echevers, un ingeniero que se había casado con la nieta de Francisco Álvarez, dueño de las dos grandes haciendas más importantes de la región. Ubicado a unas cuadras del centro comercial y a pocos pasos del imponente hotel Sheraton Miramar, el Reloj de Flores es uno de los primeros sitios elegidos por los turistas a la hora de tomar unas fotos. Este elegante reloj, traído desde Suiza en 1962, fue inaugurado el 15 de mayo de ese año, el mismo día en el que comenzó el mundial de fútbol en este país, en el que Viña fue una de las principales sedes.

Por la mañana, hombres y mujeres comienzan el día a puro trote en la avenida Perú (la costanera), mientras los adolescentes y algún que otro turista disfrutan de un helado en palito (US$ 1 en promedio) que compraron en uno de los tantos carritos que se encuentran frente al mar. La primera paralela hacia la derecha es San Martín, una de las principales avenidas de Viña que tiene restaurantes gourmet, donde un menú que incluye entrada, plato principal, café o postre y vino, puede oscilar los US$ 27.

Al pasear por esas calles uno observa grupos de hasta 8 turistas en un cochecito que durante media hora los lleva a recorrer los principales destinos turísticos de la ciudad abonando US$ 36.

Otro de los principales atractivos es la calle Valparaíso, unas 7 u 8 cuadras en donde se concentra gran parte del comercio. Hay restaurantes para todos los gustos, incluyendo los de comida al paso en los que se almuerza por US$ 5 (plato principal, ensalada y jugo natural). Sin embargo, una de las cosas que más llaman la atención son los variados puestos callejeros de frutas que ilustran las esquinas de la calle Valparaíso. La lúcuma (fruto aromático de pulpa pastosa que se utiliza principalmente en la fabricación de helados) es una de las preferidas a la hora de hacer las compras. A la hora de cenar, el restaurante Portofino, ubicado en el cerro Esperanza, en el límite entre Viña del Mar y Valparaíso, se lleva todos los premios. Portofino, inaugurado en 1998, tiene capacidad para 180 comensales y cuenta con tres salones Vip, entre los que destaca el de la terraza, ya que permite deslumbrarse con una vista panorámica hacia toda la bahía.

Al ocupar una de las mesas, inmediatamente el mesero recomienda el Pisco Sour (US$ 4,50), uno de los aperitivos que más se consumen en Chile. Este trago es un aguardiente elaborado por destilación de vino genuino pota

ble al que se le agrega jugo de limón de Pica, una clara de huevo, azúcar y hielo al gusto, para luego ser agitado. A la hora de los mariscos y pescados, las Machas a la parmesana (US$ 13), y el Congrio Tolous resultan, sin duda, una alternativa ideal, liviana y muy sabrosa.

Quien no come mariscos, debería probar el Bife peruviana (US$ 13), un manjar compuesto por bastones de lomo salteado con cebolla pluma, pétalos de tomate, ají amarillo acompañado de arroz con elote, papas fritas y un huevo de codorniz frito. Riquísimo. A la hora de los vinos, la producción en la Quinta Región es variada e incluye blancos como Chardonnay, Gewürztraminer y Sauvignon Blanc y tintos como Pinot Noir. Consejo: para los que no están acostumbrados a pasar unos días de vacaciones cerca del Pacífico, no pueden perderse la puesta del sol en el atardecer de Viña del Mar, una experiencia única y romántica que merece la pena vivir, y retratar.

Valparaíso

A bordo de una combi, Sorka Trucco, una villamarina de origen croata de unos 60 años, oficia de guía para un grupo de turistas deseosos de conocer la historia de este bellísimo pueblo ubicado a sólo 7 kilómetros al sur de Viña del Mar. La mujer cuenta que fueron los españoles los que descubrieron este puerto en 1536 y Juan de Saavedra el que le puso Valparaíso, mientras divisaba el mar a lo lejos luego de un valle verde, frondoso, con árboles y arroyos que descendían hasta las arenas. Cuando lograron independizarse de los españoles, llegaron a estas costas los ingleses para organizar el comercio marítimo. También hay importantes colonias de alemanes, italianos, franceses, judíos y árabes. Valparaíso, de aproximadamente 300.000 habitantes, es pintoresco por la historia, por lo bohemio, por las diferentes manifestaciones artísticas y ha servido de inspiración a poetas, cineastas y fotógrafos. De echo, el escritor Pablo Neruda (premio Nobel de Literatura) quedó tan fascinado con este pueblo que buscó insistentemente comprar una casa a la que llamó “La Sebastiana”.

Valparaíso, que fue declarada en julio de 2003 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se compone de 42 cerros, de los cuales 15 tienen ascensores que son utilizados no sólo para turismo, sino por los pobladores para ir a trabajar o estudiar. Sorka explica que Valparaíso sufrió un terremoto en 1906 y desde ese momento comenzó la reconstrucción sobre el desecho, ganándole bastante terreno al mar. Uno de los primeros encantos por estas costas del Pacífico es el Mirador de la Marina Mercante, que permite gozar desde lo alto el movimiento de pelícanos, golondrinas y otras aves. La recorrida puede continuar por el cerro Playa Ancha, ubicado al sur y uno de los primeros en poblarse. Al subir por el ascensor uno se encuentra con una hilera de puestos que venden artesanías, donde destacan los diferentes tipos de imanes que cuestan entre US$ 2 y US$ 4.

Recorriendo el cerro Concepción, indefectiblemente uno choca con el Café Turri, un clásico de Valparaíso. Por apenas US$ 3, el jugo de Chirimoya —fruto de pulpa cremosa con semillas negras con alto contenido en hidratos de carbono que se puede encontrar en cualquier mercado— es muy placentero para hacer un alto y reponer energías para continuar con el paseo. Sugerencia: si visita esta parte de Chile no deje de probar la miel de Palma, más líquida y muy tentadora por su gusto (similar a la esencia de vainilla) que en los supermercados se puede conseguir pagando entre US$ 2 y US$ 3.

 

Si de día Valparaíso es hermosa, la noche no tiene nada que envidiarle. Uno de los lugares más interesantes para conocer es el Gran Hotel Boutique Gervasoni. Marcelo Gonsalves, subchef del restaurante de este emprendimiento, cuenta que la casa perteneció a Pascual Baburizza, un inmigrante croata que llegó a Valparaíso en 1892 atraído por el salitre de esa época. El Gervasoni, Link a Nota Estilo Gastronómicouna empresa familiar que surgió a partir de la reconstrucción de la casa en 2003, tiene actualmente 15 habitaciones que cuestan entre US$ 110 y US$ 190. Entre los platos destacados del restaurante Di-Vino, del hotel Gervasoni, se encuentra el Carpaccio de salmón (US$ 8 ) y entre los postres arrasan la Trilogía de mousse (US$ 6) y el Turrón de pistache (US$ 6). Para terminar, vale la pena relajarse unos minutos en la terraza contemplando, desde lo más alto del cerro, los últimos minutos de bohemia antes de ir a descansar.

Link a Nota Estilo Gastronomico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s