Cáncer de mama: prevención, diagnóstico y la importancia de la contención entre pares

Ante el aumento de los casos de cáncer de mama en la Argentina y en el mundo,  los especialistas insisten en la prevención y en el diagnóstico prematuro ya que los tumores menores a un centímetro se curan en el 95% de los casos.

 

Todos los años se producen entre 15.000 y 18.000 nuevos casos de cáncer de mama en la Argentina y una de cada ocho mujeres que lleguen a los 80 años se verá afectada por esta enfermedad en nuestro país. Pese al aumento de las cifras, la detección temprana aumenta las probabilidades de sobrevida a tal punto que los tumores menores a un centímetro de diámetro se curan en el 95% de los casos.

La edad de mayor incidencia es entre los 50 y los 60 años, aunque las mujeres que pasan los 40 ya tienen el riesgo de desarrollar enfermedad.

Guillermo Soto, ginecólogo y especialista en Patología Mamaria, explica que el aumento del cáncer de mama se debe a múltiples razones, entre ellas al crecimiento de las enfermedades oncológicas como consecuencia de las alteraciones del medio ambiente.

Pero también influye la exposición prolongada a estrógenos de mujeres menopaúsicas, agentes tóxicos como el alcohol, el hecho de tener hijos en forma tardía y también el estrés.

 “Hay características psicológicas de los pacientes como la obsesión y la depresión que los predisponen a la enfermedad y no se puede descartar el sobrepeso porque hay mayor circulación de estrógenos y también  influye el estilo de la alimentación”, cuenta el especialista.

 La importancia de la prevención y el diagnóstico

 Como la enfermedad no presenta síntomas generales, lo más llamativo suele ser la aparición de nódulos, por eso los especialistas insisten fehacientemente en la prevención.

Para ello recomiendan realizar el auto examen mamario (al menos una vez al año).

 El auto examen mamario consiste en mirarse al espejo para ver si se nota alguna retracción, cambio en la forma  o en el color de la mama o del pezón y en esos casos hay que consultar con el ginecólogo.

 El primer paso es acostarse y para revisarse la mama izquierda hay que colocar la mano izquierda detrás de la nuca y con la mano derecha se recorre la mama de la forma  tratando de detectar alguna zona que esté más dura, que tenga un nódulo. Después se cambia la mano, se pone la derecha detrás de la nuca y con la mano izquierda se revisa la mama derecha.

Después se aprieta el pezón para ver si hay alguna secreción o sangre, cambio de color o forma o la detección de un nódulo es motivo de consulta al médico.

 Igualmente el mejor método para detectar precozmente el cáncer es la mamografía. Para ello es recomendable realizarse el estudio de rutina a partir de los 40 años y las mujeres que tienen un antecedente familiar de primer grado deberían a implementarlo a los 35. Siempre una vez al año.

 Sin embargo, pese a todas las campañas de prevención lamentablemente muchas mujeres llegan a la consulta con un tumor avanzado y las posibilidades de curación son menores. Por eso los médicos insisten en detectar la enfermedad desde un comienzo aunque no siempre esto es posible.

 “En la argentina las campañas de prevención no sólo deben hacerse en barrio Norte sino en todo el país. Las provincias tienen que tener un centro de mama capacitado para hacer el diagnóstico temprano y hay sitios que no tienen mamógrafo”, afirma Carlos Garbovesky, jefe del servicio de Patología Mamaria del Hospital Municipal de Oncología “Marie Curie”.

Garbovesky explica que hay hospitales que en los que aún habiendo mamógrafo, hay ausencia de personal idóneo para realizar las placas o para interpretar correctamente la información lo impide que la cronología diagnóstica terapéutica se lleve a cabo en forma adecuada.

“En las mamografías se pueden hallar lesiones no palpables y las posibilidades de curación son enormes”, dice Garbovesky. “No podemos minimizar el auto-examen mamario en la argentina porque lamentablemente sigo viendo pacientes con tumores grandes. A veces el mensaje no se interprete o las mujeres tienen miedo”, añade.

En el año 2000 a Norma Martinez (57) la operaron de un nódulo maligno y le hicieron rayos. Sin embargo, seis años después se realizó los controles rutinarios y se descubrió la presencia de otro nódulo en su mama. “Si no me hubiera  hecho la mamografía no hubiera saltado la enfermedad. Mujer que se toca, mujer que se cura”, cuenta Martinez de su experiencia personal.

 El tamaño del tumor depende del momento en que se diagnostique. La mastectomía  (extracción de la mama) se practica cada vez en menos casos y sólo se reserva a tumores muy grandes que se alojan en zonas muy complicadas o en casos de  tumores multicéntricos (se encuentran dispersos en distintas partes de la mama).

 Contención, apoyo familiar y estar entre pares

 La mayoría de las mujeres a las que se les diagnostica la enfermedad sufren un impacto muy fuerte, especialmente las más jóvenes. “ Mientras más alto es el nivel educativo de las pacientes, mayor es el golpe. Hay mujeres que no tienen ni la primaria terminada y no registran lo que significa tener un tumor”, cuenta  Adrián Hannois (jefe de Oncología del Hospital Castex.

 Es por eso que para salir adelante con la enfermedad, además del tratamiento oncológico de quimioterapia y rayos, es imprescindible que la mujer se sienta contenida por el equipo médico que la trata y por sus familiares más íntimos.

“Los médicos no estamos muy acostumbrados a incorporar a la familia en el tratamiento. La mujer no sabe cómo reaccionar y a su familia le pasa lo mismo. La enfermedad no es sólo para la que la padece, es para todo el entorno. Si a la familia le brindás contención e información puede ayudar y ser muy valiosa en el tratamiento, lo mismo que los amigos”, sostiene Soto.

 “Es muy importante el apoyo de la familia especialmente cuando la paciente hace quimioterapia porque es muy desgastante y suele haber decaimiento”, agrega Hannois.

 En esta enfermedad puede haber reincidencias y recaídas porque con los tratamientos se cura el tumor pero los médicos aclarar que no es una vacuna que cura definitivamente, aunque aclaran que tomando Tamoxifeno disminuye la recurrencia en un 25% o más.

 Uno de los puntos más importantes que destacan los especialistas en cáncer de mama y la mayoría de las pacientes que lo padecieron es la importancia de poder compartir su historia de vida con otras mujeres que también sufren la dolencia.

En junio de 1999 a Nora Cherro (47) le extrajeron su mama derecha y al poco tiempo uno de los controles arrojó que tenía otro tumor pequeño y la volvieron a operar aunque hace unos meses se realizó una reconstrucción mamaria.

 “Descubrí que mi misión en la vida es ayudar a otras mujeres que están desesperadas, desesperanzadas, y yo les puedo contar mi experiencia, por lo qué yo pasé. Me hace feliz poder compartir esto con una mujer que está triste”, relata Cherro, una de las integrantes de MACMA (Movimiento ayuda cáncer de mama).  “Les transmitimos el espíritu de la esperanza y desdramatizar lo que está pasando. Lo importante es extraer lo positivo de la experiencia”, concluye.

 En la ciudad de Buenos Aires y en el resto del país existen instituciones públicas y privadas que brindan en forma gratuita asesoramiento, prevención y variadas actividades para mujeres con cáncer de mama. Estos son algunos de ellos.

 -MACMA: (Movimiento ayuda cáncer de mama): Asociación civil sin fines de lucro, que agrupa a mujeres que han padecido cáncer de mama. Ofrece grupos de autoayuda, grupo terapéutico y terapias individuales breves (coordinado por psicólogos universitarios). También brinda talleres de actividades artísticas, jornadas recreativas  y una maquilladora les provee un set de belleza y les enseña  a maquillarse.

Dirección: Juramento 2801 3 A (Cap.Fed)

Tel: 4782-4616 // 0800-777-62262

Página web: http://www.macma.org.ar

-Ascenso por la vida: Organización civil sin fines de lucro. Brinda talleres de arte, charlas de prevención, foros en internet (participan mujeres del interior y del exterior) y una vez por año realizan el ascenso en grupo a una montaña.

Tel: 156-0160946

Fundación Oncológica Encuentros (FOE): Brinda contención al paciente oncológico, apoyo a su familia. Otorga el Tamoxifeno de 20 miligramos, realizan campañas de prevención de cáncer de mama haciendo ecografías mamarias y mamografías.

Dirección: Viamonte 2565 4º Piso “B” (Cap. Fed)

Tel/Fax: 4962-5108
Email: info@fundacionencuentro.org.ar 

 -FUCA (Fundación para la investigación y prevención del cáncer ): Entidad sin fines de lucro. El Programa de Aulas Abiertas consiste en conferencias dirigidas a estudiantes de los últimos años de la escuela secundaria y está dictado por Médicos Residentes en Oncología Clínica.

Tel: 4555-3555

Página web: www.fuca.org.ar

PUBLICADO EN SUPLEMENTO BUENA VIDA (DIARIO CLARÍN)

 FOTO: CLARINVERACRUZANO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s