Juntos, pero separados

Si bien no hay estadísticas al respeto, muchas parejas jóvenes deciden separarse, aunque permanecen viviendo bajo el mismo techo. Esta situación puede durar un tiempo indeterminado generando mucho sufrimiento en los cónyuges y en los hijos. ¿Por qué es imposible tener una nueva relación estable viviendo con el ex?

CAUSAS:

 A-El tema económico (a veces suena a excusa)

Hay una razón no vincular que impide la separación. Hay situaciones en donde la cuestión económica vuelve la separación como una hecatombe familiar porque significa multiplicar por dos los gastos de la familia. Si bien es cierto que muchas veces existe la posibilidad de irse a vivir con una amiga, primo, hermanos e incluso volver a casa de los padres, esta decisión  puede implicar un sufrimiento mucho mayor.

Esta convivencia forzada probablemente devendrá en un ambiente que será tóxico para todos, incluyendo a los hijos ya que la hostilidad se potencia mucho más al vivir bajo un mismo techo y estar forzados a compartir situaciones y circunstancias.

 B-Los que se “visitan” para volver a engancharse

Juntos pero separados implica que la pareja, en la mayoría de los casos, decide dejar de tener intimidad sexual, al menos en los términos habituales para un matrimonio. La separación de cuartos y ciertas libertades personales ayudan a recuperar un mayor sentido de individualidad, algo así como la distancia necesaria par volver a  desearse. Por eso, cuando recuperan esa autonomía a veces se “visitan” sexualmente, permitiéndose pequeñas lunas de miel aunque estas aparentes soluciones son inestables, porque la tendencia a recrear el vínculo anterior es más profunda y no se resuelve con la disposición de las piezas.

En estas parejas el amor y el respeto pueden estar presente, aunque suelen conformar vínculos de tipo fraterno y tienden a reproducir relaciones primarias (de hermanos o de padres e hijos) deserotizando la relación.

 C-No se separan porque mantienen un vínculo infantil

Para otros, la separación dentro de casa representa una situación aun más compleja: poco a poco fueron renunciando a la sexualidad, pero no pueden divorciarse ya que mantienen un lazo interdependiente más profundo. Esta dependencia no es la del amor de pareja: es un vínculo más infantil, donde recíprocamente, la presencia de uno se torna indispensable para el sostén del equilibrio del otro. Son las parejas que están unidas más por la pasión que por el amor, en donde el deseo y la aprobación del otro son esenciales para la autoestima. Esta situación provoca que la relación se vuelva muy intensa porque en el momento que consiguen el consentimiento se sienten en el paraíso y cuando lo pierden (tanto hombres como mujeres) se pueden volver despóticos, rígidos y autoritarios.

Estas parejas pasan del infierno al paraíso, no son felices y cuando se plantean la idea de separarse, ante tantos conflictos, surge el temor a perder ese sostén. Como diría María Elena Walsh en una de sus canciones: “Porque me duele si me quedo, porque me muero si me voy”.

Pueden estar mucho tiempo en esta situación y son pacientes muy difíciles de tratar por las depresiones y el dolor que los invade.

 Tener una nueva pareja: Misión imposible

En cualquiera de las variantes mencionadas, sin duda estas situaciones boquean la posibilidad de formar otras parejas con perspectivas de largo plazo.

Los especialistas sostienen que en todas las separaciones siempre existe un duelo por la pérdida que implica el divorcio. Sin embargo, este tipo de pseudo convivencia se caracteriza por tener bloqueado dicho proceso.

Cualquiera que vive con su ex puede tener una relación ocasional con otra persona. Pero volver a formar una pareja implica el duelo de lo anterior que nunca comienza y que se torna imposible por más mínima interacción –sexo mediante o no- que haya con el ex.

Por lo tanto, Juntos pero separados no hay posibilidad de que otra pareja pueda crecer. La convivencia y todo lo que sigue uniendo son lazos que no están disueltos ni mucho menos elaborados y resulta una utopía imaginar que uno de los miembros pueda formalizar con una pareja externa.

 

PUBLICADA EN REVISTA OH LALÁ

 

 

 

 

 

 

FOTO: conocimientoholistico.bligoo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s