Diabetes: no caer en la obesidad y el sedentarismo como método de prevención


Para la el año 2030 se estima que habrá en el mundo 366 millones de diabéticos, más del doble que en 2000. Los cuatro pilares del tratamiento.

La diabetes es una enfermedad que impide el correcto aprovechamiento de los alimentos que se consumen –especialmente de los azúcares- debido a la falta total o parcial de la hormona llamada insulina. Los especialistas hacen hincapié en la prevención ya que los factores desencadenantes son el sedentarismo y la obesidad.

La insulina es una hormona que el cuerpo necesita para poder usar de manera correcta los alimentos y la energía. La glándula que la produce es el páncreas y las personas diabéticas no producen suficiente insulina.

 “La diabetes es una enfermedad que avanza a pasos agigantados con una tasa de crecimiento anual del 3%. Es crónica, aún incurable y cuando ya se la padece es fundamental mantenerla bajo control”, expresó Verónica Malinovsky, médica especialista en nutrición y diabetes.

Para la el año 2030 se estima que habrá en el mundo 366 millones de diabéticos, más del doble que en 2000. Y nuestro país no será la excepción, ya que en el 2000 los afectados eran 1,4 millón y para 2030 la incidencia crecerá un 72%, por lo que se estima que en 23 años ya habrá casi 2,46 millones de diabéticos.

Los cuatro pilares del tratamiento

“Los dos factores desencadenantes son la obesidad y el sedentarismo. Más de la mitad de los que la padecen lo desconocen por eso insistimos en la importancia del diagnóstico precoz que consiste en el control de la glucemia en forma anual”, precisó la especialista.

Malinovsky enumeró los llamados cuatro pilares del tratamiento, a saber:

1-La educación diabetológica: a cargo de profesionales idóneos en el tema.

2-El plan de alimentación: reducido en azucares y grasas prestando mayor atención al tipo de hidratos de carbono que se consumen. No se puede fumar ni tomar alcohol.

3- La importancia de realizar actividad física.

4-Medicacion: comprimidos orales y/o insulina, dependiendo las dosis de cada paciente.

Tipos de diabetes y consecuencias de la enfermedad

Tipo 1. Insulino dependiente: presenta síntomas pronunciados desde el inicio de la enfermedad. El tratamiento se basa en una dieta adecuada, ejercicios físicos y la aplicación de insulina dispuesta por el médico.

Tipo 2. No insulino dependiente: es de origen hereditario, la desencadenan distintos factores como infecciones, intervenciones quirúrgicas, embarazo, menopausia, tipo de alimentación, sedentarismo, y puede ser asintomática.

Las consecuencias de la diabetes son el infarto agudo de miocardio, la ceguera, insuficiencia renal, la amputación de una pierna y el accidente cerebro- vascular.

“La base es tomar conciencia de la prevención y de una mejor educación por medio del cambio de hábito que incluya a la alimentación y a la actividad física”, aconsejó Malinovsky.

Link a nota minutouno.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s