Anorgasmia: el drama de las mujeres que no pueden alcanzar el orgasmo

 Las anorgásmicas, llamadas frígidas en forma denigrante, logran excitarse pero no pueden llegar al clímax. Hay otras que definivamente le escapan a la responsabilidad y prefieren no tener relaciones. Testimonios de especialistas y mujeres que lo padecen.

Así como para muchas mujeres el acto sexual implica un momento deseado y de extremo placer, para otras se transforma en una pesadilla al no poder disfrutar a pleno por no alcanzar el anhelado orgasmo. Algunas, directamente le escapan a la situación y eligen no tener relaciones.

Los especialistas coinciden en denominarlo anorgasmia o disfunción del deseo, ya que consideran que la palabra “frígida” apunta a un adjetivo negativo y denigrante hacia la mujer.
El doctor Adrián Sapetti  explicó que hay que diferenciar entre las mujeres que nunca experimentaron el placer erótico con nadie y en ninguna situación, de aquellas que respondieron en alguna ocasión a la estimulación adecuada y al placer sexual y dejaron de responder sólo en situaciones específicas.
Según el especialista los síntomas del primer grupo serían la falta de excitación, la ausencia de reacciones ante la estimulación sexual, la no lubricación vaginal y la no obtención del placer.

“Estas personas tienen inhibido el deseo por temor a fracasar. Si la pasan mal cada vez que tuvieron relaciones se repliegan para no volver a sentirse frustradas y por eso evitan todo contacto sexual. Si no las buscan, mejor”, dijo.

Para el especialista, si estas mujeres tienen una pareja estable, esta negación a hacer el amor puede generar un conflicto ya que los integrantes de esta pareja “están fuera de tiempo ya que cuando el hombre quiere tener sexo la mujer quiere otra cosa”, explicó.

“No puedo terminar con mi actual pareja”

En el segundo grupo, que constituyen las anorgasmias más frecuentes, las mujeres pueden excitarse y gozar, tienen lubricación vaginal, pero pese a excitarse no llegan al orgasmo.

No puedo terminar con mi actual pareja. El eyacula demasiado rápido. Con otras parejas a mi no me pasaba y él me dice que con todas sus parejas anteriores acababan con facilidad”, le confesó una paciente a Sapetti en su consultorio.

Para Sapetti, director del Centro Médico de Sexología y Psiquiatría, las principales  causas de anorgasmia pueden ser las fobias sociales, trastornos de ansiedad, depresión,  miedo a fracasar en la cama, la menopausia, haber padecido abuso o violación  o como consecuencia de la ingesta de medicamentos psiquiátricos.

Un trabajo realizado por la doctora Helen Kaplan demostró que aproximadamente un 10% de las mujeres no experimentan el orgasmo de ninguna manera. Por su parte, el 50% lo alcanzan con la penetración pero con la estimulación previa del clítoris y un 30%  obtienen el orgasmo al ser penetradas, sin “estimulación clitoridiana” adiciona.

 Para Paola Kullock, especialista en juegos eróticos que enseña mediante cursos, la anorgasmia es un problema mucho más habitual de lo que se supone y se mostró convencida de que el 95% las mujeres alguna vez fingieron una orgasmo.

“Suelen hacerlo para convencer a sus parejas y dejarlos tranquilos pero cometen un error porque si lo fingen el hombre no pude aprender que cosas la excitan a su mujer”, expresó. Para Kullock el hombre debería prestarle más atención a la mujer para lograr un equilibrio entre el placer propio y el de su pareja. Con respecto a las señoras, opinó que es fundamental que se conozcan a ellas mismas.

“Tienen que tocarse y permitirse jugar. Si uno piensa en el sexo, va a tener mejor sexo”, expresó la especialista, y agregó que muchas veces las mujeres tiene la presión de tener que ser multiorgásmica. “Hay que terminar con la creencia social de que el orgasmo tiene que ser la única meta en la relación sexual”, puntualizó.

Entre las terapias sexuales y los juegos eróticos
El eje central del tratamiento de las anorgasmias son las llamadas terapias sexuales . Sapetti explicó que el el objetivo principal de estos tratamientos es lograr que la mujer se entregue a la experiencia sexual sin temores ni culpa, cambiando el sistema sexual en la que se mueve.

“A nivel vivencial, la terapia intenta crear un ambiente no exigente, relajado y sensual, que permita el natural transcurrir de su respuesta sexual. Se alienta a la pareja para lograr comunicarse abiertamente sus sensaciones y deseos y se prescriben tareas que ambos deberán realizar en su casa”, comentó.

Los juegos eróticos también pueden ayudar a que mejore el vínculo en la cama. Kullock rescató, entre todos los que les enseña a sus clientas, el llamado masaje cuerpo a cuerpo con aceite.

Para llevarlo a cabo es necesario que la mujer se acueste boca abajo y el hombre le unte la espalda y piernas con aceite. Posteriormente se auto-coloca el mismo líquido en su pecho, piernas y pene para luego penetrar a su pareja vaginalmente. Para Kullock este juego sexual es recomendable sólo para las parejas estables que no utilizan preservativo.

 

PUBLICADO EN MINUTOUNO.COM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FOTO: TRATAMIENTOS BELLEZA.COM.AR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s