La primera vez de los hijos: información y apoyo para disfrutar sin riesgos

Al debut sexual hay que llegar sin presión. Y saber que la buena sexualidad se aprende. La importancia de cuidarse en cada relación.

A medida que el sexo fue dejando de ser un tema tabú para la sociedad, hombres y mujeres manifiestan menos prejuicios a la hora de expresar sus expectativas o temores de cara a un encuentro íntimo. Sin embargo, en el mundo de los adolescentes la propia rebeldía les impide, en muchos casos, llegar preparados con cierta información a la hora del debut sexual.

El 11% de los adolescentes se inician sexualmente antes de los 15 años y el 51% entre los 16 y los19. Siete de cada 10 chicos que cursan el secundario ya debutaron sexualmente y como si esto fuese poco el 47% de estos chicos no se cuidó en su primera relación sexual porque no pensaron que podían quedar embarazadas en su primera vez, según una investigación realizada por el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM).

“Parte de la educación debería incluir la enseñanza del respeto por el propio cuerpo y fundamentalmente  a que tenemos derecho a decir que no cuando no estamos preparados y que nadie nos puede obligar a tener relaciones si no lo deseamos. Hay que acompañar a los adolescentes. Desde las casas tienen que darse permiso al diálogo, sin miedos. Tiene que ser un lugar seguro para buscar información. La sexualidad es la columna vertebral de la vida, hay que darles herramientas psicológicas, transmitir valores para saber cómo cuidarse. Si no lo hablamos ellos se largan solos con lo que tienen”, dice la psicóloga y sexóloga Andrea Gómez.

Patricio Gómez Di Leva,Integrante de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana, explica que los hombres, al tener más presiones sociales, suelen iniciarse sexualmente a edad más temprana con un aumento de lo que se denomina la “ansiedad de rendimiento”, al estar muy pendientes de satisfacer a la otra persona, como si en ese lugar se jugara su masculinidad, su ser hombre. Para las mujeres, en cambio, la primera vez es vivida con mayor emocionalidad.

“Es importante no hacerlo presionados, hacerlo cuando sientan ganas, con alguien que les transmita confianza, informarse, cuidarse y relajarse. Es fundamental tener una buena comunicación con la pareja. Es importante que sepan que las primeras veces no son las mejores, la sexualidad se aprende y para aprender hace falta practica y tiempo”, recomienda Gómez Di Leva.

Los especialistas aconsejan que no es apropiado apresurar un momento íntimo sin estar preparado ni hacerlo en un lugar que no se sienta tranquilidad o que pueda ser invadido por padres o hermanos.

“La previa es lo que de alguna forma indica si hay piel o la conocida química. Si existen cuestiones que producen rechazo entonces dificultará la relación. La forma de tocar, besar, hablar al oído, olfatear será la que permita estimular o erotizar el vínculo para que lo que viene en segundo paso se disfrute más en pos de lograr el anhelado orgasmo. Es importante dejar que la fantasía forme parte del juego y se manifieste y entender que el juego sexual estimula el deseo”, aconseja Sandra Lustgarten, psicóloga y sexóloga.

Para ello, es fundamental que los jóvenes interactúen con sus padres o con adultos responsables de su entorno a fin de que les transmitan la confianza y apoyo ante esta nueva etapa, como así también para que les brinden las herramientas necesarias para disfrutar sin contratiempos los primeros encuentros íntimos.

 La importancia de cuidarse en cada relación

Según el CELSAM, sólo una de cada cinco adolescentes utiliza algún método anticonceptivo en su primer encuentro sexual y el 65% de los chicos no tuvo miedo de que ocurriera un embarazo. Por otro lado, el 30% de los varones y el 63% de las chicas no tuvo temor alguno de contraer infecciones de transmisión sexual, según una encuesta realizada entre alumnos de 13 a 19 años de escuelas porteñas y de familias de clase media.

“Los chicos creen que son cosas que le pasan a otras personas y lo relacionan con las drogas o la homosexualidad. No piensan que les pueda pasar a ellos. Saben algo sobre el HIV y así y todo no se cuidan y no usan preservativo. Las otras ETS no son ni contempladas porque no las conocen y porque es típico en esta etapa que haya como una tendencia al hacer que al reflexionar”, puntualiza Gómez.

“Las mujeres tienen temor al embarazo, para eso hay que cuidarse con preservativo y pastillas anticonceptivas. Utilizar los dos métodos aumenta su efectividad al 100%”, sostiene Gómez Di Leva.

“Es importante poder negociar todas aquellas cosas que pueden apremiar y confundir o conflictuar el momento. Para aumentar la seguridad es esencial poder nutrir el conocimiento sexual”, concluye Lustgarten.

Cifras para estar atentos

Una de cada cinco adolescentes queda embarazada durante el mes siguiente a su primera relación sexual.

-El 62% de las mujeres argentinas se inician antes de los 20 años  y el 11% antes de los 15. -El 23%de las mujeres que se cuida con pastillas anticonceptivas comete errores durante su toma.

-El 47% de las adolescentes no se cuidó porque no pensó que pudiera quedar embarazada durante la primera relación sexual.


-El 83% de los adolescentes manifestó haber recibido algún contenido de educación sexual en la escuela, aunque el 58% mencionó haber tenido sólo una charla en toda su escolaridad a una edad promedio de 13 años y sólo uno de cada dos recibió educación sexual de sus padres.

FUENTE: CELSAM

PUBLICADO EN DIARIO CLARÍN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s