Trabajo: los desafíos están online

Marianela-Alvarez-Nestor-Sieira-Clarin_MUJIMA20121018_0015_29 (1)

¿Cómo ayudan las redes sociales en la búsqueda laboral? ¿Cómo armar el mejor perfil? Consejos de expertos y testimonios.

Reclutamiento en recursos humanos es el proceso mediante el cual se lleva a cabo la búsqueda de una persona que cumpla con determinadas competencias. Para acceder a los mejores perfiles, muchas empresas comenzaron a utilizar las redes sociales como Twitter, Facebook y Linkedin, entre otras. La influencia de estas redes es tan determinante que, desde hace algunos años, para buscar ciertos perfiles (sobre todo, ejecutivos) se dejó de usar la publicación de avisos.

“Para los profesionales de Recursos Humanos son claves estas redes. Permiten hacer filtros por formación académica, idiomas, tipo de experiencia, compañías y roles en los cuales la persona se desempeñó”, explica Geraldine Czarny, licenciada en psicología (UBA), con experiencia en RR.HH. y experta en reclutamiento en compañías multinacionales.

El uso de estas redes para buscar candidatos es amplio. Son utilizadas por personas con educación secundaria, terciaria o universitaria y permiten captar gran variedad de perfiles. Recurren a ellas aquellos que tienen experiencia, los que quieren un cambio laboral y los que están entrando al mercado.

Ventajas todoterreno

Consultoría, sistemas, economía, tecnología, administración, ingeniería y medios de comunicación son algunos de los rubros que más movimiento de personal generan a través de las redes sociales. “A los que buscan trabajo les permiten acceder rápidamente a diversas ofertas de acuerdo a sus intereses y perfiles. Además, aumentan sus posibilidades de conseguir empleo en menor tiempo”, explica Claudia Flores, responsable de relaciones empresariales e institucionales de la AMIA.

Si se tiene en cuenta el poder en ascenso que tienen las redes sociales, resulta fundamental saber cómo venderse a través de ellas. “Mantener una identidad 2.0 es tan importante como mantener una identidad profesional. Por eso, hay que conocer las herramientas de privacidad de cada red y sus códigos.  Para armar un CV online los consejos son los mismos que para un CV offline (en papel). Mantenerlo actualizado, poner información concisa y no mentir. Hay que tener en cuenta que con Internet aumentó la exposición personal y hoy es muy fácil ver cuando alguien mintió”, explica Francisco Scasserra, Executive Manager de la división de Marketing por las empresas Michael Page y Page Personnel.

Secretos virtuales

Facebook, Twitter  y Linkedin son las redes más usadas en el país y para obtener éxito en la búsqueda laboral es necesario conocer sus códigos. Linkedin es una red profesional. Puede ser utilizada para generar nuevos contactos, debatir ciertos temas, seguir las novedades empresariales o buscar trabajo.

Facebook es una red que dice mucho sobre la vida personal, por eso es importante conocer las opciones de privacidad. En la sección de perfil de usuario se puede agregar también la experiencia laboral del candidato. Esta es una buena opción para integrar la vida personal con el perfil profesional. “Y Twitter  por su definición es una red social ágil, donde se publican diferentes búsquedas y el candidato puede seguir a una empresa o una compañía de headhunter. Además, se puede utilizar un hashtag (palabras o frases precedidas por el símbolo #) para seguir las búsquedas que se publican”, sugiere Scasserra.

A la hora de lograr una identidad 2.0  es clave saber qué se busca y qué se ofrece, además de mostrar una actitud activa para potenciar las posibilidades. En ese sentido, Claudia Flores propone:

* Personalizar el perfil: destacar experiencias y logros laborales y adjuntar una foto acorde a la imagen que se quiere transmitir.

* Uno es su propia marca: la impresión que se deja en Internet es la imagen exterior del postulante para quienes no lo conocen.

* Usar los contactos para conocer a nuevos profesionales y pedir recomendaciones a antiguos jefes.

* Ser cordial y devolver favores: es clave mantener las formas con los contactos. Lo ideal es que la red laboral funcione como un intercambio.

Además, los especialistas recomiendan comenzar a construir la red buscando a contactos conocidos que ya estén en el sitio y que puedan ayudar a conectarse con otras personas de perfiles interesantes para uno. “Por último, sugiero que los que buscan trabajo sigan los perfiles de las empresas que les interesan para así estar al tanto de sus ofertas laborales”, concluye Flores.

“Las redes sociales abren puertas que antes hubiera sido imposible atravesar”

Tras recibirse de licenciada en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Rosario, en 2009 Marianela Alvarez (27) decidió mudarse a Buenos Aires para trabajar en su profesión. Como no tenía contactos en los medios, buscó trabajo por Internet. Creó su perfil en Linkedin y Twitter y comenzó a contactarse, a través de mails y por Facebook, con distintos empleadores y las propuestas no tardaron en llegar. “Primero me contactó el titular del sitio actoresonline.com por Facebook. Realizamos entrevistas online a través de Twitter, hasta llegar a una presencial”, cuenta Marianela, que diariamente redacta noticias de la tele y el teatro en esta web de espectáculos.

A partir de que comenzó a interiorizarse en las redes sociales, Marianela, agrega, empezó a recibir otras propuestas como, por ejemplo, conducir un programa de turismo rural y de aventura. “Poseer el perfil actualizado en Linkedin es esencial. Cuando los empleadores deciden contactarse con un posible aplicante buscan en esa red social para ver los datos y el CV. Ahora tengo una propuesta para ser notera de un programa del Interior y eso se llevó a cabo a través de Linkedin. Es interesante, además, la pestaña de búsquedas laborales donde uno puede filtrar de acuerdo a sus intereses”, dice.

Según Marianela, las búsquedas virtuales permiten ahorrar mucho tiempo y esfuerzo, optimizando la calidad del trabajo y/o servicio que uno ofrece. “Las redes sociales abren puertas que antes hubiera sido imposible atravesar. Había que llevar el CV hasta la empresa y no te enterabas si había llegado a destino o había sido leído”, agrega.

Con respecto a las desventajas, Marianela considera que a veces Facebook termina siendo una red social para ver las fotos de los amigos y no se aprovecha el potencial laboral que ofrece. Por último, recomienda a todas aquellas personas que aún no han intentado la búsqueda por esta vía, que se animen a hacerlo sin prejuicios. “Van a ver que de esta forma se ahorra tiempo y esfuerzo en la búsqueda laboral que, generalmente, tiende a ser agotadora”, concluye.

 

PUBLICADO EN SUPLEMENTO MUJER CLARÍN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s