“La confianza ciega en uno mismo y la forma en la que se abordan las situaciones adversas es fundamental para obtener las metas perseguidas”

IMG_7048 Bernardo 2

Bernardo Moya es un escritor inglés, conocido como uno de los grandes profesionales en el mundo de la auto-ayuda y el promotor de seminarios de PNL más importante de Europa. Su último libro, “Más confianza”, constituye un manual con todos los pasos necesarios para lograr cumplir las metas soñadas.

¿Cuáles son las condiciones que debe cumplir una persona para llegar a concretar sus metas?

 

Lo primero que recomiendo es expresar tus metas por escrito. Es fundamental escribir las metas y objetivos y revisarlos al menos una vez al mes, preferiblemente a diario o al menos semanalmente para que se sirvan de referencia. Para tener unas metas definidas y claras, sugiero visualizar los objetivos con frecuencia, es importante verlos y analizarlos con detalle; visualizar  los procesos, los pasos, los posibles inconvenientes y el éxito o resultado final.

¿En qué radica la importancia de tener una buena autoestima para lograr esas metas?

La alta autoestima es importante porque te ayuda a sentirte orgulloso de ti mismo, de ser quien eres y de lo que puedes hacer. Te proporciona valor para experimentar cosas nuevas, para respetarte a ti mismo, incluso cuando cometes errores. La autoestima  te permite tomar decisiones sin dejarte influir negativamente por los demás. Te hace ser optimista, te da seguridad, te convierte en alguien carismático.

¿Qué cosas puede hacer el ser humano para potenciar su autoestima?

1. Cuídate, es una de las cosas fundamentales para demostrarte que te quieres. Cuídate en todos los sentidos: estética y físicamente, en tu formación intelectual e invirtiendo en ti mismo.

2. Sé asertivo. NO te sometas a la voluntad de otras personas; en cambio, expresa sus convicciones y defiende sus derechos.

3. Practica la asertividad. Pon límites a los demás para que no abusen de ti, hasta el punto de pasar por encima de tus propios intereses. Establece unos límites. Esta clave es fundamental si quieres incrementar tu autoestima  y, por tanto, la confianza en ti mismo. Aprende a quererte  y pon límites a los demás.

4. Sé como eres. Igual que amar a los demás supone una aceptación de  defectos y virtudes, acéptate a ti mismo de la misma forma. No hay nadie en el mundo que pueda ser “tú”, porque tú eres único.  Si lo piensas,  hay gente en el mundo que se encuentra en situaciones peores. Hay probablemente millones de personas que darían “todo” (que en muchos casos es “nada”) por ser tú, por tener tu vida, tu familia, tus circunstancias.  TODOS tenemos puntos fuertes y carencias que se pueden mejorar o eliminar, como todo.

¿Qué características deben tener esos objetivos para poder llevarlos a cabo?

En mi libro Más Confianza explico muy claramente cuáles deben ser tus objetivos:

  • Concretos y específicos: Deben ser claros y concretos sin dar pie a libres interpretaciones. Es fundamental concentrarse en lo que uno quiere, visualizando los objetivos de forma clara, con todo lujo de detalles.
  • Con plazos determinados: Será más fácil si se determina un plazo para ejecutarlo. Preferentemente con resultados obtenibles en un plazo razonable o con base a un esfuerzo determinado.
  • Medibles y observables: Formulados de manera que su resultado sea tangible, que se puedan observar, que se refieran a cosas reales.
  • Personales – tuyos: Objetivos personales que no dependan del cambio de otros. Y si lo hacen, no hay que permitir que retrasen esos objetivos.
  • Ambiciosos: Los objetivos a plantear deben ser ambiciosos, no se debe escatimar a la hora de querer cosas.

Un amigo me dijo una vez que a la hora de plantearse objetivos, hay que hacerlo en forma de promesas, eso le confiere más compromiso, más valor. Si al denominarlo promesa se lo visualiza como algo imposible de cumplir es que no es un objetivo real.

¿Se puede practicar la asertividad? ¿De qué forma?

La asertividad, relacionada en cierta forma con nuestra madurez personal, nos permite construir un vínculo comunicativo con nuestro interlocutor sin quedar sometidos a la voluntad de éste pero al mismo tiempo, sin agredir y romper el diálogo y comunicando también nuestros pensamientos e intereses. La asertividad está profundamente asociada a factores emocionales y a nuestra personalidad. Las personas con más confianza y autoestima suelen ser más asertivos. Hay muchas razones que determinan si una persona es asertiva, entre otras, la falta de carácter, de creencias o valores, la dependencia de otros para desarrollarse, o carecer de la suficiente fuerza interior para llevar a cabo sus metas u objetivos.

Existen ciertas estrategias que se pueden implementar para mejorar la asertividad: pensar detalladamente y planificar el tipo de mensaje que estamos transmitiendo, no perder la educación, reconocer los errores cuando nos equivocamos, respetar y ser abiertos a la opinión de los demás, pedir disculpas cuando es necesario y, por supuesto, utilizar un lenguaje correcto y nada ofensivo para evitar la ruptura comunicativa.

¿Qué son las creencias potenciadoras? ¿Para qué nos pueden servir?

Las creencia potenciadoras, como bien indica la palabra, potencian la confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades, permitiéndonos afrontar con éxito situaciones complejas. Para explicarlo de una forma sencilla, si crees que puedes hacer algo, es una creencia potenciadora. Si crees que no puedes, se tratará de una creencia limitante… Como decía Henry Ford: “tanto si crees que puedes como si no, estarás en lo cierto”.

¿Para que nos sirven? El que bate un record, gana una carrera; quien obtiene grandes beneficios en su empresa, asciende en la compañía… Estas personas tenían una creencia potenciadora porque “creyeron” que era posible. Nos sirven para conseguir cosas que otros creían imposibles, no viables, es decir, quienes tenían creencias limitantes…

 ¿Y qué son las creencias limitantes?

Como bien dice la palabra, nos limitan, nos restan energía y nos inhabilitan para afrontar determinadas situaciones, pero fundamentalmente nos limitan como personas. Si eres de aquellos que no tienen una lista de metas u objetivos e incluso piensas que jamás podrás realizarlos, tus creencias serán absolutamente limitantes, por ejemplo, no puedo perder peso, no puedo nadar, no puedo dibujar, no puedo aprender a pilotar un avión, etc. ¡NO PUEDO, NO PUEDO…!!!

¿Cómo definiría a la motivación? ¿De qué depende que una persona esté motivada?

La motivación es la fuerza que nos mueve a realizar actividades. Estamos motivados cuando tenemos la  voluntad de hacer algo y además somos capaces de perseverar en el esfuerzo y el tiempo que supone conseguir el objetivo marcado.

Depende de factores internos (tu voz interior o creencia que te dice que puedes o no) y de factores externos (tu familia, el entorno, la climatología, la economía, etc.).

Para estar más motivado, piensa en las cosas que vas a conseguir, lo que vas a poder hacer, qué diferente te sentirás, cómo te van a ver otros una vez que consigas tus objetivos.

Es muy importante ser capaz de tener una imagen o película clara en tu mente sobre cómo va ser esa situación ideal o cómo vas a superar las posibles adversidades; va a ser “determinante” para que puedas conseguir tus objetivos.

¿Cómo puede ayudar el entorno (familia, amigos) para alcanzar esas metas?

Debes rodearte siempre de personas positivas. Independientemente del lazo que te una a ellas, no permitas que nada ni nadie te diga que no puedes conseguir lo que te propongas. El mundo está lleno de ejemplos de personas que superan situaciones adversas cada día, incluso en situaciones límite que parecían terminales.

¿Por qué algunas personas pueden lograr sus metas y otras no? ¿Qué las diferencia?

La resolución, la determinación, la convicción, la educación o el afán de aprender, de aprender de los errores, permiten ver los fracasos como situaciones de las que se puede aprender. La confianza ciega en uno mismo y, especialmente, la forma en la que se abordan estas situaciones adversas o contratiempos es fundamental para obtener las metas perseguidas. Estas personas ven siempre el lado positivo de las cosas. Visualizan y sueñan objetivos grandes. Nada es imposible, conocen sus limitaciones, lo cual no significa que posean creencias limitantes.

 ¿Alcanza con soñar una meta para llevarla a cabo? 

Claramente no, requiere actuar. Para mí el desarrollo personal es básicamente comprender que la vida consiste en aprender, en educarnos permanentemente, en comprobar lo que funciona y lo que no da resultados. La vida no es sencilla, pero desde mi punto de vista el que quiere aprender aprende, el que quiere trabajar trabaja, el que quiere amor lo consigue, el que quiere ser feliz puede serlo, el que quiere dinero puede conseguirlo. Depende de TI, de tu actitud, de tu forma de pensar y de nadie más.

Como aquella historia de dos hermanos mellizos que nacieron de un padre asesino y ladrón. Uno de ellos siguió su camino y, como él, terminó en la cárcel por cometer los mismos errores. Cuando le preguntaron por qué había terminado como su progenitor, dijo: “¿Qué esperabas teniendo un padre como el mío?”. El otro hermano se convirtió en un rico empresario y un gran hombre de negocios, casado, con hijos y feliz, y al preguntarle por las razones de su éxito, contestó: “¿Qué esperabas teniendo un padre como el mío?”.  La moraleja es obvia, las circunstancias dependen de ti.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s