Guía para padres: cómo evitar el mal uso de la tecnología por parte de los chicos

compuenescuela

Según una encuesta realizada por la Sociedad Argentina de Pediatría (854 casos) uno de cada dos chicos se conecta todos los días a Internet, pero en casi la mitad de los hogares no hay un adulto supervisando las actividades en la Red.  Consejos para los adultos.

En los últimos años ya no sorprende ni es noticia cómo se viene acrecentando el uso de las nuevas tecnologías por parte de los adolescentes y también de los niños. Por un lado, los especialistas sostienen que el contacto de los chicos con estas herramientas es sumamente trascendente en su rol pedagógico y hasta social. Sin embargo, advierten el lado oscuro de Internet en donde los jóvenes pueden ser engañados por adultos que los contactan con intenciones poco felices. Por eso, es fundamental que los padres estén al tanto de los movimientos de sus hijos en la web.

Según una encuesta realizada por la Sociedad Argentina de Pediatría (854 casos) uno de cada dos chicos se conecta todos los días a Internet, pero en casi la mitad de los hogares no hay un adulto supervisando las actividades en la Red. Además, el sondeo arrojó que el 52% de los padres no está al tanto de quiénes son los contactos que tienen sus hijos en la web.

“Los padres deben guiar a los chicos del mismo modo que lo hacen en los demás aspectos de la crianza: poniendo límites claros, habilitando el diálogo, acompañándolos, comprendiéndolos. Que los padres sepan entender cómo funciona Facebook o Twitter no es suficiente para saber cómo cuidarse, cómo prevenir los riesgos del  mundo exterior. Por eso sostenemos que la autoridad parental, con o sin conocimientos tecnológicos, debe permanecer intacta. La recomendación es entender, dialogar, proponer y acompañar en la construcción de pautas de autocuidado”, asegura Marcela Czarny, presidente de la Asociación Civil Chicos.net.

Otro encuesta realizado por Cartoon Network entre 3.000 chicos de entre seis y 15 años, arrojó que cuatro de cada 10 tienen Internet en la computadora de su habitación, dato que, entre otras cosas, da cuenta de una utilización de la web más privada y menos familiar. Por lo tanto, de esta forma es más complicado que los padres puedan estar al tanto de la navegación de sus hijos. Y esta dificultad es aún mayor cuando se trata de adolescentes que, por lo general, se aíslan en “su mundo” donde difícilmente dejan entrar a sus progenitores.

“Es de vital importancia acercarnos a ellos desde un lugar de diálogo, enseñándoles a que puedan reflexionar sobre sus decisiones y actitudes. En estos tiempos donde el mandato es “no pares”, es necesario hacerse un tiempo para charlar, preguntarles y que nos pregunten, interiorizándonos nosotros en principio y luego abriendo temáticas que les den a ellos mayor cantidad de recursos para prevenir probables contratiempos”, expresa Roxana Linietsky , profesora de enseñanza primaria y preescolar y Técnica Universitaria en Organización y Conducción de Instituciones Educativas.

Uno de los mayores temores que tienen los padres pasa por no entender ni conocer los sitios por dónde están navegando sus hijos que son nativos digitales y, tecnológicamente, van mucho más rápido que sus propios padres a la hora de adaptarse a la web.

“Es fundamental educar a los chicos en ese sentido. Muchas veces los padres no pueden restringir el ingreso a páginas que no sean adecuadas para chicos, ahí es clave que el chico siempre sepa que no debe charlar con extraños y que reconozca que su padre, como autoridad, debe guiarlo también en este nuevo camino online. Para ello los padres deben estar informados y no ignorar este tipo de entretenimiento y sociabilidad en el cual cada vez más sus hijos son protagonistas”, dice Guido Corsini, Project Manager de Mundo Gaturro.com.

En el marco del concurso Tecnología Sí, donde los adolescentes debían producir videos “contando a sus pares cómo utilizar la tecnología de un modo responsable”, se detectó la ausencia de los adultos en más del 80 % de los videos, sin el mínimo esfuerzo de comunicarse con ellos.

Los especialistas sostienen que el uso excesivo (adictivo) de la computadora y el ciberbulling (el acoso o el “escrache”entre pares) son los temas que más preocupan a adolescentes. Mientras que el peligro de contactar a extraños o el uso de sus fotos para fines no deseables son preocupaciones que vienen desde los mayores.

Para evitar que los chicos puedan ser víctimas de engaños en la red, es imprescindible alentarlos a configurar su privacidad en las redes sociales y a no involucrarse con desconocidos ni brindarles información personal a extraños. Es importante que los chicos sepan que pueden hablar sin problema con sus padres si alguien los contacta de manera sospechosa.

CONSEJOS PARA LOS PADRES

-Dialogar con los hijos sobre cómo usan Internet, qué les interesa, sus experiencias, darles nuestros puntos de vista, debatirlos con ellos.

-Amigarse con los dispositivos tecnológicos, explorarlos, conocerlos, utilizarlos.

-Utilizar los sistemas de protección disponibles para evitar el acceso a sitios no aprobados a menores de edad.

– Ubicar la computadora en un ambiente compartido por la familia.

-Evitar  que los chicos/as estén en Internet (particularmente en el chat) durante la noche.

– Navegar y chatear con sus hijos desde el trabajo.

·       -Conversar con otros padres y compartir experiencias y modalidades a la hora de poner pautas o límites para el uso de las TIC.

-Construir junto a sus hijos “reglas consensuadas” para navegar en Internet, sin imponérselas.

PUBLICADO EN CLARÍN

FOTO: MIKINDER.BLOGPOST.COM

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s