“El cáncer infantil tiene en la mayor parte de los casos un mejor pronóstico que el de adultos”

Edith Grynszpancholc

Edith Grynszpancholc, creadora de la Fundación Natalí Dafne Flexer (que ayuda a niños con cáncer) nos cuenta cuáles son las características del cáncer infantil. ¿Cuáles son los típicos casos de cáncer en los niños? La repercusión de estos diagnósticos en las familias.

¿Qué es el cáncer infantil o pediátrico? ¿Qué diferencias tiene este cáncer en relación a cuando ataca a personas adultas o mayores?

Cáncer infantil o cáncer pediátrico es el cáncer que afecta a niños y jóvenes. Es importante destacar que cuando el cáncer afecta a un niño o a un joven lo hace en forma distinta a como afecta a los adultos. Por ejemplo, muchos de los tipos de cáncer que se dan en la adultez son resultado de la exposición a agentes productores de cáncer como tabaco, dieta, sol, agentes químicos y otros factores que tienen que ver con las condiciones ambientales y de vida. Mientras que las causas de la mayoría de los tipos de cáncer pediátricos son, todavía, desconocidas.

Los tipos de cáncer más frecuentes en la adultez son: cáncer de pulmón, de colon, de mama, de próstata y de páncreas. En tanto, en los niños y adolescentes, los más frecuentes son: leucemias, tumores de sistema nervioso, de hueso, del sistema linfático (linfomas) y de hígado. Cada uno de éstos se comporta en forma diferente pero todos se caracterizan por la proliferación descontrolada de células anormales.

La mayor parte de los adultos que padecen cáncer pueden ser tratados a nivel local, en sus comunidades de residencia. En cambio, el cáncer infantil no es tratado por el pediatra. Un niño con cáncer debe ser diagnosticado con precisión y tratado por equipos de especialistas en oncología pediátrica. Estos equipos se encuentran generalmente en los grandes hospitales pediátricos, en centros de alta complejidad o centros universitarios de referencia.

 

¿El cáncer en los chicos tiene mejor pronóstico que los adultos? ¿Por qué?

Otra diferencia a destacar es que el cáncer infantil tiene en la mayor parte de los casos un mejor pronóstico que el de adultos. Es importante entonces que todos los niños accedan al tratamiento adecuado en el tiempo indicado.
El tratamiento supone grandes exigencias para los niños y sus familias: durante un tiempo más o menos prolongado deben armar su rutina familiar en función del hospital, de los horarios y de los cuidados que requiere el niño enfermo. El niño debe soportar procedimientos dolorosos, tomar medicaciones, hacerse estudios, soportar restricciones a lo que eran sus actividades cotidianas antes del diagnóstico y ver limitada su vida infantil.

 

¿Cuáles son los típicos casos de cáncer en los niños?

Leucemia Infantil (es el cáncer que afecta la médula y los tejidos que fabrican las células de la sangre), Tumores infantiles de Sistema Nervioso Central (
los tumores de cerebro y de médula espinal son los tumores sólidos más frecuentes en los niños). Algunos tumores son benignos y los niños son curados con una cirugía. Sin embargo, en el caso de los malignos, dada la dificultad en el diagnóstico y en el tratamiento, no se ha avanzado tanto en su cura como en otros tipos de cáncer infantil. Su tratamiento en general incluye cirugía más otras terapéuticas, como quimioterapia y radioterapia. También existen los linfomas Infantiles (un tipo de cáncer que aparece en el sistema linfático) y el Neuroblastoma Infantil (aparece en niños muy pequeños, un cuarto de los niños afectados presenta síntomas en el primer año de vida), entre otros.

 

¿Cómo se diagnostica en el cáncer en los niños?

El diagnóstico implicará varias pruebas, incluso algunas pueden ser dolorosas. Por eso, es importante poder acompañar a los niños, contarles con la información adecuada a su edad qué le harán, que tenga contacto y confianza con el equipo de profesionales. Algo que los ayuda muchos es tener contacto con otros pequeños que hayan pasado por situaciones similares, pues ellos se encontrarán en la misma experiencia.
¿Cómo suele repercutir estos diagnósticos en las familias cuyos hijos padecen cáncer?

Cuando a un niño se le diagnostica cáncer los padres experimentan sentimientos mezclados de enojo, miedo y tristeza. Pueden sentir que es por culpa de ellos, que algo que hicieron o dejaron de hacer causó la enfermedad de su hijo. Esto no es verdad y hablar con el médico puede tranquilizarlos.

Una vez hecho el diagnóstico, los padres pueden y deben hacer tantas preguntas como necesiten sobre la enfermedad, su tratamiento y sobre los efectos colaterales.

 

¿Cómo influye ese diagnóstico en el funcionamiento de una familia?

El cáncer infantil involucra a toda la familia. Las pautas cotidianas de convivencia familiar se modifican. Los padres deberán pasar largos períodos lejos del hogar y de sus otros hijos. Los hermanos podrán sentirse dejados de lado y hasta culpables creyendo equivocadamente que algo que dijeron o le hicieron a su hermano causó el cáncer.

¿Es conveniente que el chico haga terapia? ¿Qué herramientas podría brindarle?

La información suministrada al niño, dependerá de su edad y de su capacidad de comprensión. El niño percibirá que algo anda mal por los síntomas o por todos los estudios a los que está sometido, aun cuando no se hable delante de él. Los niños que saben la verdad, suelen colaborar con el tratamiento.
Como hemos mencionado, la experiencia de un niño con cáncer y su familia es altamente estresante. Sin embargo es una oportunidad para reconocer fortalezas, cambiar roles, aceptar ayudas, aprender de otros que pasaron por la misma situación y compartir intensamente el tiempo en familia.

La terapia juega un rol sumamente vital para que los niños pueda expresar lo que sienten y seguir siendo niños al mismo tiempo.Brindarle el mejor cuidado al paciente significa no sólo tratar la enfermedad, sino también suavizar los efectos colaterales así como también todas las dificultades físicas y emocionales.

 

¿Si estos chicos pudieron salir adelante a través de una personalidad resiliente, en el futuro podrán fortalecerse para superar otro tipo de adversidades?

Todo dolor atravesado en la vida deja una enseñanza. Estará en cada paciente ver cómo procesa la experiencia y qué sentimientos se quedan ligados a ésta. Si reconoce la fortaleza que tuvo para afrontar una situación tan límite, seguramente podrá aplicar esa misma fuerza en aquello que otros consideran imposible llevar adelante.
CONTACTO FUNDACIÓN NATALÍ DAFNE FLEXER
http://www.fundacionflexer.org/

 

PUBLICADO EN PHARMAREPUBLIC.NET

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s