“Durante las vacaciones aumentan el interés sexual, la frecuencia y el placer”

Diana Resnicoff, reconocida psicóloga y sexóloga, sostiene que al desaparecer las tensiones y el estrés las vacaciones son una excelente oportunidad para conversar, divertirse y disfrutar del sexo en pareja.

¿Qué diferencia puede haber entre tener sexo durante el año y las vacaciones?

La diferencia fundamental es que el estrés en la vida cotidiana limita y afecta la calidad de vida de la pareja y que, cuando éste se suspende, mejora la calidad de las relaciones. Por ello, durante las vacaciones aumenta el interés sexual, la frecuencia y el placer. Esto es lo que les sucede a las parejas que tienen una buena relación de base que se perturba por la falta de oportunidades y por la ausencia de espacios de soledad compartida e intimidad.

¿Qué oportunidad brindan las vacaciones para aprovechar de otra manera el sexo?

En vacaciones, al desaparecer el estrés y la tensión, tenemos más tiempo para estar con nuestra pareja, para conversar, divertirnos y disfrutar el uno del otro.

¿Se puede vivir el sexo de manera más relajada y placentera?

Sí, porque rompemos la rutina y no estamos sujetos a horarios, estamos relajados y con deseos de estar juntos. Las circunstancias son favorables y las ocasiones para un encuentro sexual se multiplican. Por supuesto que para que todo esto suceda es necesario abrir nuestros sentidos y recuperar aquellos recursos que sirven para la conquista y la seducción: la mirada, el humor, la insinuación.

¿Qué cosas puede aplicar una pareja para disfrutar plenamente de su sexualidad en las vacaciones?

Todas aquellas cosas que hacían en plena etapa de enamoramiento y conocimiento y sin que medie razón alguna, dejan de hacer: conversar, pasear, saber que los encuentros sexuales pueden ser con o sin penetración, e ilimitados, masajearse el cuerpo, bañarse juntos. Aprovechar  el protagonismo de determinadas hormonas que responden positivamente al sol y al buen tiempo. La testosterona, hormona que estimula el deseo sexual, alcanza sus niveles más altos durante el verano dado que responde a los estímulos de la luz. La serotonina y la endorfina, implicadas en la sensación de placer, aumentan sus niveles en el cuerpo con la alimentación, el ejercicio físico y la luz, tres componentes que se asocian especialmente en estos meses de calor.

¿Ese clima veraniego se puede aprovechar para mejorar el sexo durante el año?

Todo aquello que nos gratifica, que nos proporciona placer, queda inscripto en nuestro órgano sexual más importante: nuestro cerebro. De modo que si la pasamos bien, es porque hemos hecho cosas para que así sucediera, y lo que importa es no olvidarlas.  

CONSEJOS PARA DISFRUTAR PLENAMENTE DE LA SEXUALIDAD EN VACACIONES

-Buscar tiempo para compartir en pareja, conversar, divertirse y cultivar la intimidad.

-La pasión se puede recobrar, siempre y cuando cada integrante de la pareja aporte lo suyo, utilizando todo su potencial creativo.

-Cargar nuestra mente de sensaciones eróticas.

-Disfrutar de todos los caminos del amor, permitiendo que surjan antiguas o nuevas sensaciones placenteras.

-Aceptar que no todos los días son iguales y no estar obsesionados con sacarse un 10 en cada encuentro. No hay que esperar la perfección, ni idealizar ni ser demasiado exigente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s