Sexo de a tres: una forma de erotizar la cama y concretar las fantasías

Cuando ambos miembros de la pareja coinciden en incorporar  a un tercero, por lo general, estas experiencias resultan muy satisfactorias para el vínculo.

Suele decirse que en el sexo todo vale, que todo está permitido. Sin embargo, todavía existen ciertos prejuicios o tabúes sociales que impiden dar rienda suelta a la creatividad en la cama. Muchas veces la mente evita otras propuestas que suelen ser alternativas posibles como la inclusión de un aroma, un objeto, una fantasía o la eventualidad de involucrar a un tercero real o imaginario en la relación.

La posibilidad de fantasear en la cama permite estimular la relación sexual buscando nuevos atractivos debajo de las sábanas para no caer en la rutina. Y cuando ambos miembros de la pareja coinciden en incorporar  esos desafíos, por lo general, estas experiencias resultan muy satisfactorias para el vínculo.

“Es importante aclarar que ésta idea surge pensando en el placer sexual y erótico, en vivir nuevas experiencias y no como propuesta de hacer una “doble vida”. No se piensa en la infidelidad sino en compartir la experiencia de ver y estar con otra persona pero bajo la mirada, presencia y participación de ambos integrantes de la pareja. El sexo puede ofrecerse con variados ingredientes que pretenden sorprender, excitar, experimentar nuevas emociones y sensaciones y desarrollar fantasías. Entre adultos todo vale: en tanto existe acuerdo mutuo, no haya coerción, ni violencia, ni inclusión de menores”, explica la licenciada Andrea Gómez, psicóloga y sexóloga.

Sin embargo, no todas las parejas puedan experimentar este tipo de encuentros sexuales con otro participante. Para aquellas que se encuentran en medio de una crisis esta práctica no es recomendable ya que, en muchos casos, puede terminar generando más problemas.

“Tiene que ser una pareja con una buena comunicación, que tenga un sexo considerado satisfactorio entre ellos y que lo que buscan es algo nuevo, una experiencia diferente, pero que no estén buscando en la incorporación de un/a tercero/a superar problemas de la pareja que sólo se pueden solucionar entre ellos. No es una práctica recomendable para personas celosas o inseguras”, sostiene el licenciado Patricio Gómez Di Leva, psicólogo y sexólogo.

A la hora de tomar este tipo de decisión resulta trascendente poder acordar y negociar las características de ese trío en el interior de la pareja, sin afectar cuestiones que erosionen la autoestima. Para pasarla bien es importante poder diferenciar a una relación sexual de una relación de pareja donde entran en juego otros aspectos además del sexual.

“Los acuerdos son pre-establecidos en función a las reglas morales de cada pareja. Por ejemplo, podrían ser pautas de alguna conducta sexual que alguno de los participantes prohibiese con el invitado como los besos en la boca y dejar en claro alguna participación que afecta al individuo y que se respeta a rajatablas para que no circulen fantasías de abandono, competencia, o pérdida. Es importante dejar bien claro cuáles son las reglas de cada uno y no transgredir esta normalidad como una cuestión básica de compromiso”, puntualiza Sandra Lustgarten, psicóloga,  sexóloga y autora del libro “De a tres”, una propuesta de una lectura erótica que invita a estimular la fantasía.

Para poner en práctica los triángulos sexuales es fundamental conversar con la pareja para exponer cuáles son los miedos y las fantasías que pueden generar estos encuentros. Y una vez que surge la propuesta no hay que perder de vista cuál es el objetivo y la meta a cumplir, situación que permitirá dejar de lado los prejuicios para animarse a desnudarse frente a ese tercero que sumará mayor erotismo y placer en ese acto sexual.

Entre miedos y prejuicios

Muchas veces los deseos de incorporar una tercera persona a la cama chocan con los prejuicios y los miedos que se manifiestan ante la posibilidad de probar nuevos placeres sexuales.

“Algunas personas se niegan a esta experiencia porque consideran que no es correcto, que es peligroso y/o los avergüenza. Pero esta forma de pensar no implica que no se atrevan a incluir al tercero con “la imaginación, las fantasías, el juego de roles, las palabras”. Es más: es aconsejable probar de esta manera antes de concretar la experiencia del sexo de a tres. Si “jugar” con estas fantasías, no molesta, excita y es tolerado por ambos, tal vez se podría llevar a la realidad. Debe ser un acuerdo de dos y es muy importante que hablen antes y acuerden la forma en que lo hará”, aconseja Gómez.

Hay personas que no realizan este tipo de prácticas porque no les interesa, no lo necesitan o no los excitan. Pero también están los que sueñan y no se animan. “Para las personas inseguras con su sexualidad o su cuerpo tampoco es recomendable esta practica”, asegura Gómez Di Leva.

Pero también están los que le tienen miedo a los cambios, ya que este tipo de modificaciones implica una pérdida de control de una situación que la persona desconoce.

“En el terreno de lo que se ignora, la fantasía se acrecienta al punto que de cierta situación triangular consentida devienen cuestiones asociadas a la autoestima, a la inseguridad, al temor frente a la competencia, cuestiones que desbalancean el encuentro. Es por eso que estas fantasías que circulan deben ser expuestas en la pareja y trabajadas previamente a tomar la decisión”, concluye Lustgarten.

 CLAVES PARA GOZAR DE A TRES EN LA CAMA

-Probar primero con la fantasía a través de juegos de roles, la imaginación, las palabras, etc.

-Dialogar y ponerse de acuerdo, antes de concretar la experiencia, sobre lo que sucederá, lo que quieren ambos y lo que no querrán hacer.

-Prohibidos los reproches luego de la experiencia. Tal vez no la vuelvan a repetir pero no servirán de nada las críticas y las acusaciones posteriores.

-Ambos deben estar de acuerdo.

-Utilizar preservativo.

-No buscar resolver problemas sexuales o de pareja incorporando a un/a tercero/a

-Tener claro cuales son los límites.

-Acordar que en cuanto alguno se sienta incómodo puede terminar con el encuentro.

-No es recomendable para personas celosas o inseguras.

PUBLICADA EN CLARIN

FOTO: misfilms.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s