TRX: una novedosa forma de entrenamiento que sigue sumando gente

23434739_1249464985200158_2087120970655071814_n

TRX se caracteriza por ser un entrenamiento dinámico, que logra abarcar todos los objetivos, que puede ser aplicado y practicado por cualquier persona, independientemente de su estado físico o capacidades. Cada participante desde su inicio mejorar de forma funcional. Beneficios. ¿Para quiénes se recomienda?

Afuera, la sensación térmica es de 30 grados. Adentro, con aire acondicionado, unas 15 personas se disponen a arrancar la clase de TRX en un coqueto salón de Villa Pueyrredón, con vistas a la calle, equipado con correas especializadas para este entrenamiento. Su punto de anclaje tiene entre 2.20 y 2.70 metros de altura y son lo suficientemente fuertes como para soportar todo el peso corporal. Y permite trabajar y estabilizar la zona media ejercitando no solo el abdomen, sino también desde la altura de la clavícula hasta la mitad del muslo.

“Si alguno no quiere foto, se peina o se pone una careta”, bromea Leandro, el profesor, mientras los alumnos, hombres y mujeres de variada edad, van colocando sus manos sobre las manijas de las correas. Están a punto de comenzar un sistema de entrenamiento basado en ejercicios funcionales que se realizan en bandas de suspensión, sacando al cuerpo de la verticalidad, lo que los lleva a trabajar con su propio peso corporal en distintos ángulos de esfuerzo.

Entretenido, dinámico y divertido

El primer ejercicio que realizan es con movimientos de sus manos hacia la derecha y luego hacia la izquierda que repiten 10 veces. Primero, tomados con una sola mano y luego con las dos juntas. Luego, hacen ocho sentadillas. Más adelante será el turno de estocadas y aperturas, una vez con cada pierna, abriendo y cerrando los brazos. La clase es intensa, dinámica y divertida. Y el profesor, que entrena a la par del grupo, no deja de atender las necesidades particulares de sus alumnos.

En realidad, este novedoso método de entrenamiento tuvo su origen en los Estados Unidos cuando Randy Hetrick, su creador, y sus compañeros de los Navy SEAL, necesitaban mantener su condición física óptima en depósitos de los muelles, en los cuarteles, en los barcos y submarinos. De esa forma, el TRX (Training Resistance Extreme) surgió como una necesidad para lo que al principio se utilizó un cinturón de paracaídas cosido a mano. Pero con el transcurrir de las semanas realizaron una serie de ejercicios para mantener su forma física utilizando solo el peso corporal.

Con el paso del tiempo, esta original forma de entrenamiento se convirtió en una herramienta muy importante de los programas de ejercicios de cientos de atletas norteamericanos desembarcando en el fitness grupal para que cada persona pueda acceder a este formato. Y hace unos años llegó a la Argentina.

“TRX se caracteriza por ser un entrenamiento dinámico, que logra abarcar todos los objetivos, que puede ser aplicado y practicado por cualquier persona, independientemente de su estado físico o capacidades. Cada participante desde su inicio mejorar de forma funcional. TRX es para todo, decimos que podemos entrenar tanto a Homero Simposon, como a Luisana Lopilato, como también a Superman. Con esto nos referimos a que cada individuo sea sedentario, activo o deportista de elite puede entrenar de esta forma y alcanzará niveles más elevados de su condición psicofísica”, explica Leandro Menza, Profesor Nacional de Eduación Física e Instructor de TRX.

Una de las que lleva la delantera en la clase es Eliana Bruno (32), quien practica TRX desde hace ocho meses por recomendación de una amiga.  “Con el tiempo empecé a darme cuenta los excelentes resultados que estoy teniendo. La clase es re contra dinámica, hay una energía excelente, es muy divertida. No solo llegás bien al final, sino que terminás mejor de cómo llegaste”.

Más hacia el fondo se encuentra Daniel Rico (54), quien comenzó a tomarle el gustito al TRX desde hace apenas cuatro meses.  “Me animé a hacer la clase de prueba y me gustó mucho, lo sentí mucho en el cuerpo, estoy más estilizado. Tardé en decidirme, pero la verdad que la pegué”.

Diversos formatos

La duración de las clases son de aproximadamente una hora. “Hay tres grandes formatos: el Body Blast donde el instructor no sale de la clase y se trabaja el ritmo de la música con pocas repeticiones. El Circuit training donde el profesor permanece afuera de la clase con un cronómetro y van variando los ejercicios (que son de alto índice metabólico) buscando elevar la frecuencia cardíaca. El otro formato es funcional Training y se trabaja por circuitos donde se combinan varios elementos como sogas, mancuernas, bandas elásticas, pesas medicinales, colchonetas, pesas rusas y se ejercita por estaciones con determinada exigencia según las características del grupo”, sostiene Lorena Hernando, Profesora de Educación Física Nacional y propietaria de Massfit, centro de entrenamiento funcional.

Para el segundo bloque de ejercicios, los alumnos giran, trasladan las correas hacia adelante y quedan mirando hacia el espejo.  “¿Se siente el hombro”?, pregunta el profesor. “Sino repetimos el bloque”.  Luego, será el turno de trabajar los bíceps y tríceps y en la pausa más larga, que dura un minuto,  aprovechan para beber agua antes de continuar con el entrenamiento.

Este método de entrenamiento es utilizado en la elite de diferentes deportes. Nadal y Murray en el tenis, el multicampeón en 100 y 200 metros Usain Bolt, los “All Blacks” y “Los Pumas” en el rugby, el Liverpool y el Manchester City (equipos de fútbol de la liga inglesa)  o la selección de Alemania en Futbol, como así también campeones de MMA y diferentes artes marciales.

Al principio, los alumnos que arrancan haciendo TRX se sorprenden de lo novedoso de este entrenamiento, pero una vez que se van animando a este nuevo desafío el entusiasmo y la predisposición van en aumento. “Aquel que no es habitual que realice actividad física encuentra un formato ideal para activar su cuerpo por primera vez de forma completa. Para el que venía entrenando de forma convencional y se aburría o no podía tener constancia en los gimnasios encuentra una dinámica y una versatilidad única y para el que hace deporte encuentra el ideal para complementarlo con su actividad ya que la intensidad de cada ejercicio la marca uno mismo. Además, no tiene contradicciones: con un apto médico, ganas de moverse, de mejorar, de ganarle al sedentarismo y de llevar tu entrenamiento a otro nivel ya alcanza para poder hacer TRX”, expresa Menza.

A finales del año 2015 a Laura Fernández (39) la operaron de una hernia de disco. Y a los seis meses empezó con TRX. “Tengo totalmente fortalecida la zona lumbar. Son clases exigentes pero cada uno va a su ritmo, lo más entretenido es que son siempre variadas”.

Dicen que se reserva lo último para lo mejor. Y el TRX no es la excepción. Para el cuarto bloque los alumnos se acuestan boca abajo, enganchando sus pies en los estribos de las correas y hacen la clásica “planchita”. “La belleza duele, se viene el verano”, bromea el profesor ante las agotadas pero felices sonrisas de sus alumnos que saben que falta muy poco para terminar la clase.

 

BENEFICIOS Y VENTAJAS

Fuerza, resistencia, flexibilidad, elasticidad, coordinación, agilidad, potencia,

estabilidad, autonomía y mejora en la calidad de vida son algunos de los beneficios del TRX.

“TRX es funcional también al lugar donde estés. Imaginate que una correa viene guardada en una bolsita del tamaño de una pelota de handball por lo que se puede llevar en una mochila ocupando poco espacio. Es una herramienta ideal para el aire libre ya que se puede anclar de muchos puntos, ya sea un árbol, un parante o un poste de luz.  Viene equipada con extensores y hasta un anclaje de puerta por si tu única opción es tu casa”, afirma Leandro Menza, Director de Forza Training.

También es altamente recomendable para quienes desean bajar de peso, aunque es indispensable, sostienen los especialistas, realizar un seguimiento con un especialista en nutrición deportiva que dirija los planes según la actividad que realiza la persona y sus objetivos.

Además, esta actividad disminuye el riesgo de lesiones. “Esto se debe al trabajo isométrico que favorece el fortalecimiento de tendones y ligamentos. A diferencia de la fuerza que se hace en la musculación tradicional, acá se realiza fuerza diagonal por lo cual se fortalece y coordina la musculatura estabilizadora del cuerpo. Es una gran herramienta para la prevención como para la rehabilitación de lesiones”, resume Andres Orellana, Instructor de TRX.

 

PUBLICADO EN DIARIO CLARÍN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s