Escribir: una manera de hacer catarsis en plena cuarentena

ANALIA 1

¿Cómo puede ayudar la escritura (en cualquiera de sus formas) para hacer catarsis acerca de lo que estamos pasando en la cuarentena en medio de la pandemia? “El poder expresar, sacar al papel los pensamientos, en algunos casos alivia la mente. Se activa la creatividad. Parece que se deja afuera escrito lo que ronroneaba adentro. Y ese pensamiento se traduce en una acción, en un hecho, su propia obra. Una obra espontánea, honesta, terapeútica donde se descubren y comprenden  emociones que dirán lo que la voz no se atreve. Escribir activa redes neuronales, disminuye el estrés al exponer nuestras ideas. Tomando esa pausa necesaria, la respiración lenta para la concentración ayuda a mejorar el bienestar físico, la disminución de la ansiedad brindando una sensación de satisfacción”, responde a Clarín Alejandra Ciappa, Médica investigadora especializada en Neurogenética y Neurobiología Psiquiátrica y Conferencista internacional de Alto Impacto Motivacional y de Liderazgo.

Durante los más de 100 días que llevamos de cuarentena, muchas personas eligen adentrarse en la escritura como una manera de hacer catarsis y resignificar lo que están viviendo compartiendo los textos en sus redes sociales. Algunos ya venían experimentando sobre otros temas y se volcaron hacia el lado de la pandemia, mientras que otros estrenaron este hobby durante el aislamiento.

Gisela Holc (47) es licenciada en Psicología y si bien hacía un tiempo que escribía textos relacionados a su profesión, al inicio de la cuarentena comenzó a hacerlo con la intención de llegar a sus pacientes que en ese momento, dice, se resistían a hacer sesión por video-llamada, aunque necesitaban ser acompañados en el proceso de lo que estábamos empezando a vivir. “Y, de repente, me fui dando cuenta que con la escritura no solo los ayudaba a ellos, sino que primero me ayudaba a mí. Escribir me permitió ir procesando y entendiendo. Me posibilitó generar un momento de conexión conmigo misma, de poder estar cerquita de lo que iba sintiendo y observando cómo lo que iba sintiendo se iba transformando en el transcurrir del día, de las semanas y de los meses”, cuenta Holc a Clarín. Y agrega: “Me empecé a mostrar y a compartir (en el instagram giselaholcpsi) lo que me iba pasando en un modo espontáneo y descontracturado y me fueron sorprendiendo las respuestas, los comentarios. Muchos también me escribían en privado compartiendo lo que les pasaba, agradeciéndome por compartir mi experiencia personal”.

Holc escribió Somos Siendo el 2 de junio y es uno de sus relatos preferidos porque fue uno de los primeros textos en formato poema, cuenta. “Y representa la reflexión sobre el quiénes somos, en movimiento, transformación, adaptación y crecimiento constante en la vida“, afirma.

Somos los libros que leemos,
Y los que no leemos.

Somos los países que visitamos,
Y los que nos quedan sin conocer.

Somos los amigos que tenemos,
Y los que dejamos ir.

Somos lo que hacemos,
Y lo que elegimos no hacer.

Somos nuestra voz,
Y también nuestro silencio.


(Fragmento de Somos Siendo)

 ¿Cómo puede ayudar la escritura (en cualquiera de sus formas) para hacer catarsis acerca de lo que estamos pasando en la cuarentena en medio de la pandemia? “El poder expresar, sacar al papel los pensamientos, en algunos casos alivia la mente. Se activa la creatividad. Parece que se deja afuera escrito lo que ronroneaba adentro. Y ese pensamiento se traduce en una acción, en un hecho, su propia obra. Una obra espontánea, honesta, terapeútica donde se descubren y comprenden  emociones que dirán lo que la voz no se atreve. Escribir activa redes neuronales, disminuye el estrés al exponer nuestras ideas. Tomando esa pausa necesaria, la respiración lenta para la concentración ayuda a mejorar el bienestar físico, la disminución de la ansiedad brindando una sensación de satisfacción”, responde a Clarín Alejandra Ciappa, Médica investigadora especializada en Neurogenética y Neurobiología Psiquiátrica y Conferencista internacional de Alto Impacto Motivacional y de Liderazgo.


Diarios íntimos

Los especialistas recomiendan que, además, las personas que desean volcarse a la escritura pueden hacerlo a través de un diario íntimo.  “Quienes han comenzado a escribir un diario de las vivencias y emociones que han  aparecido durante el aislamiento no solo les sirve como para llevar un registro de lo que acontece, sino como catalizador de sentimientos y experiencias que nos abordan sorpresivamente y hasta pueden desbordarnos. La importancia de este registro nos ayuda a poder identificar qué sentimos, recurrir a estrategias antiguas y crear nuevas para sentirnos mejor y darle un sentido a lo que está pasando. Poder encontrar un sentido a ésto es lo que va a llevar a un mejor pronóstico cuando volvamos a la nueva normalidad. Lo disruptivo tendrá un lugar y como tal una posibilidad de ser elaborado. Por ello la importancia de llevar un diario íntimo siempre es una gran herramienta”, recomienda a Clarín Romina Carollo, Psicóloga Clínica y Psico-oncóloga.

“La escritura puede ser una forma de tener un mayor registro de este triángulo de la conciencia: mis pensamientos, mis emociones y mis sensaciones físicas. Asimismo, en caso de ser autorreferencial es una forma de llevar a un plano más concreto mucho de lo que tenemos de forma abstracta en la mente. Darle forma, darle entidad. Si tenemos en cuenta otra problemática social común de estas épocas, que se relaciona con la tendencia que tenemos todos a desacreditar lo que nos pasa, a invalidar nuestras propias emociones, podríamos inferir que cuando nuestro sentir y pesar lo pasamos a papel, puede resultar más fácil de ver y de darle forma, de entender de qué se trata lo que me pasa”, puntualiza a Clarín Valeria Feldman, Terapeuta Cognitiva y Psicóloga Clínica de niños, adolescentes y adultos.

Maldito Virus

Analía Sol Duo (44) es enfermera y artesana y comenzó a escribir lo que ella denomina “pensamientos de cuarentena” relacionados a las distintas facetas que venimos transitando desde que arrancó el aislamiento obligatorio como, por ejemplo, el miedo, la incertidumbre, el duelo, la tranquilidad, las alegrías, los tiempos de silencio, de no correr tanto y de reorganizarnos. “En principio, escribir me ayuda a ordenar mis pensamientos. Me ayuda a entender. Es como una necesidad que tengo. Una vez que escribo, me siento mejor. Ya no lo llevo conmigo. Quizá el hecho de compartirlo con otros me hace más ligera la carga”, expresa Duo a Clarín.

Cuando se cumplió el día 40 de la cuarentena, Duo escribió (en su muro de Facebook Analía Duo Snyder) Maldito virus, uno de sus textos predilectos. “Lo escribí como una manera de llamarme la atención, de despertarme. De decirme firmemente que mire más para adentro. Que lo importante no es acumular dinero ni tener la mejor casa ni nada de eso. Lo que tiene mayor valor son las relaciones personales, nuestras familias, amigos, vecinos, afectos”, añade Duo.

“De repente, salimos a la calle y estamos todos con barbijos. Parecemos los protagonistas de una serie futurista. Pero es la realidad. La pura realidad. Nos tocan el timbre y nos miramos unos a otros con cierta incertidumbre, con desconcierto…ya que no esperemos a nadie, estamos en cuarentena. Alguien abre la puerta, era un paquete de algo que compramos por internet. Nadie lo quiere recibir. Lo agarramos con desconfianza como si tuviéramos una bomba en la mano o algo peligroso. Y sí. Tal vez contenga el virus. Uno nunca sabe. Ese maldito y bastardo enemigo que vino para complicarnos la vida. Para hacernos pensar en algo más. Para que nos miremos para adentro. O para darnos cuenta que somos falibles…que la vida tiene un principio y un fin. Tal vez vino para recordarnos la importancia de estar juntos. De festejar. De la importancia de ser familia”. (Fragmento de Maldito virus)

 El mundo del revés

Tatiana Numerosky (22) estudia Psicología y confiesa que la cuarentena le obsequió algunos beneficios personales como el de poder escribir más que nunca. De esa forma nació El mundo del revés (subido al Instagram tatunamatataaa), como una posibilidad más de expresar lo que le acontece con respecto a esta temática.

“Honestamente, lo que estamos viviendo de por sí parece haber salido de un libro de ciencia ficción. Sin embargo, este texto en particular es más bien una reflexión acerca de ésta situación tan inusual que estamos atravesando. La escritura es para mí un modo de expresarme. Es una oportunidad para gritarle al mundo que debemos cambiar nuestro estilo de vida, y apreciar los privilegios que giran a nuestro alrededor como el amor y la amistad, entre otros”, dice Numerosky a Clarín.

“De pronto, el mundo que creíamos tener bajo control, se desmorona en mil pedazos, y nos acorrala un virus que avanza sin cesar. Pensábamos que lo habíamos vivido todo, y de un día para el otro arriba a nuestras vidas esta novedosa adversidad, que transforma nuestra rutina en un mar de incertidumbre que no nos deja dormir en paz. Los días son una eternidad. El mundo está paralizado, pero el tiempo no se detiene. Por momentos pareciera estar enlentecido, pero paradójicamente percibimos que los meses acontecen tan rápido, que en un abrir y cerrar de ojos la mitad de año ha llegado. Enloquecidos por este vaivén, y aturdidos por la circulación de información, nos cuestionamos cuándo todo acabará. ¿Será que volveremos a la normalidad?, se preguntan. Sin embargo yo me cuestiono, ¿acaso vivíamos en un mundo normal? (Fragmento de El mundo del revés).

Por último, a la hora de explicar la manera en que escribir nos ayuda a canalizar lo que estamos sintiendo, Ciappa hace hincapié en dejar que las emociones fluyan, liberar la imaginación, crear una visión o recordar el pasado para conectarnos con nosotros mismos. “Es tiempo para indagar nuestro mundo interior y conectar. Descubrir y compartir con el mundo que nos rodea una parte, que a veces hasta nosotros mismos desconocemos. Autoconocimiento y manejo de nuestras decisiones. Al escribir podemos recordar, al releer, aquello que hubiéramos olvidado y de ésta forma podemos resignificarnos”, concluye Ciappa

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s